Tés en el embarazo: cuáles tomar y cuáles no

Fríos en verano y calientes en invierno, los tés siempre y en todo momento son bienvenidos para poder alcanzar un estado de relajación. Mas es esencial saber que no siempre y en todo momento podemos beber té durante el embarazo. Y esto se debe a que ciertas plantas pueden poner en riesgo la salud de la futura mamá, así como del bebé. A continuación, te presentamos algunos ejemplos de qué tés beber y cuáles no durante el embarazo:

  • Canela

La canela se desaconseja para las mujeres gestantes, puesto que puede entorpecer la capacitación de los órganos del embrión. Sin contar que, en grandes cantidades, puede funcionar como abortivo. Por ende, a lo largo del embarazo, aparte de no consumir el té, tampoco utilice aceite esencial de canela.

  • Manzanilla

El consumo de este té no se recomienda durante el embarazo. Esto se debe a que puede funcionar como un estimulante uterino e inclusive acrecentar el número de idas al baño (que son ya bastante usuales en la gestación).

  • Boldo

Si eres de las que utilizan el té de boldo para la mala digestión, trata de no emplearlo durante la gestación. Debido a la presencia de una substancia llamada boldina, el boldo, en especial en forma de té, puede llevar al aborto y ocasionar un desarrollo anormal en el embrión.

  • Hibisco

Poco a poco más popular entre los tés, el hibisco es más una planta con propiedades abortivas. Por llevar a contracciones uterinas, puede ocasionar hemorragias.

  • Té mate, té verde, té negro y té blanco – ¿se pueden tomar a lo largo del embarazo?

Estas variedades de té tampoco están indicadas en el embarazo. Esto es porque contienen cafeína, otra substancia asociada con el peligro del aborto.

  • ¿Qué tés se pueden consumir durante el embarazo?

Si deseas beber té durante el embarazo, uno que puedes consumir seguramente es el té de yerba dulce. La planta puede ser realmente bien recibida para calmar los síntomas de constipados y gripe, por contribuir con el sistema respiratorio. Además de esto, ayuda al organismo contra las molestias de la mala digestión, reduciendo gases y siendo eficiente contra el dolor y el cólico en la gestación. La única salvedad es para las mujeres que padecen trombosis, por el hecho de que la yerba dulce puede entorpecer el efecto de los fármacos empleados contra la enfermedad. Si tienes alguna pregunta, no dudes en acudir a tu médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *